El modelo pedagógico del aula invertida o flipped classroom

Puede que, en época pandémica, hayas oído hablar por primera vez del aula invertida o flipped classroom. Y es que la covid-19 ha traído consigo muchos cambios en nuestra vida. La forma en la que nos relacionamos, trabajamos y nos comunicamos ha cambiado abruptamente. También la manera en la que aprendemos y enseñamos. El coronavirus nos ha obligado a acelerar modelos y modalidades que, aun estando presentes, muchas personas, empresas, centros educativos y de formación se negaban a ponerlos en prácticas.

Ahora, a las puertas del curso académico más intrigante de la historia moderna, madres y padres, profesionales de la educación y alumnado nos preparamos ante todos los posibles escenarios frente a una pandemia que no cesa. Uno de esos escenarios es la aplicación del aula invertida o flipped classroom. Pero ¿qué significa este concepto? ¿Cuál fue su origen? ¿Qué beneficios tiene este modelo pedagógico? ¡Vamos a descubrir todo lo que nos puede ofrecer esta forma de aprendizaje en modalidad blended learning!

¿Qué es el aula invertida o flipped classroom?

El aula invertida o flipped classroom es un modelo pedagógico de modalidad semipresencial o blended learning, en el que ciertas tareas, actividades o procesos de aprendizaje que tradicionalmente ocurrían de forma presencial dentro de un aula, ahora suceden en casa, reservándose el aula o el tiempo con el docente para que este resuelva dudas del alumnado y se consolide el aprendizaje.

Según la web The Flipped Classroom, coordinada por Alicia Díez, docente de educación primaria y profesora asociada del Departamento de Educación de la Universidad de Navarra y Colegio Miravalles (Pamplona), y Raúl Santiago, profesor titular del área de Didáctica y Organización Escolar en la Universidad de La Rioja y autor del curso e-learning de Ideaspropias Editorial SSCE147PO Uso de tabletas en el aula, «flipear una clase» es:

«mucho más que la edición y distribución de un video. Se trata de un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, el incremento de compromiso e implicación de los estudiantes con el contenido del curso y mejorar su comprensión conceptual. Se trata de un enfoque integral que, cuando se aplica con éxito, apoyará todas las fases de un ciclo de aprendizaje. (Taxonomía de Bloom)»

Fuente: https://www.theflippedclassroom.es/what-is-innovacion-educativa/

Orígenes del aula invertida o flipped classroom

Los artífices de este modelo fueron Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores de química de un colegio de Colorado (EE. UU.). ¿Cómo crearon este modelo? Le dieron la vuelta a su clase. Los alumnos aprendían en casa a través de una serie de vídeos explicativos creados por ellos y, en las clases presenciales, hacían ejercicios y le planteaban las dudas a los profesores, es decir, aprendían en casa y asimilaban los conocimientos en clase. Los profesores se convertían en verdaderos guías y facilitadores del aprendizaje, aprovechaban mejor el tiempo docente y el alumnado mejoró notablemente sus calificaciones.

Las clases magistrales de explicaciones eternas se volvieron espacios para resolver dudas, hacer prácticas y centrarse en el alumnado, en que asimilase los conocimientos a su ritmo, en que se entusiasmase por el aprendizaje efectivo.

El modelo pedagógico, cuya base está en el constructivismo, evolucionó y también las herramientas que podían utilizar los docentes para invertir sus clases. Los vídeos, aunque importantes, no eran los únicos recursos que podían facilitar los profesores a sus alumnos. Recursos educativos en abierto, blogs, plataformas de teleformación, de creación de recursos didácticos en línea, de evaluación, encuestas en línea, gamificación…, se sumaban a la lista utilizada para voltear y revolucionar una petrificada educación tradicional.

Flipped classroom
Cualquier herramienta digital es válida siempre y cuando el entorno de aprendizaje sea flexible, el alumnado sea el centro del aprendizaje y el profesorado actúe como facilitador del proceso

Beneficios del aula invertida en época pandémica

Todos los centros educativos, de formación, profesorado, alumnado y padres y madres estamos adaptándonos a una nueva forma de enseñar y aprender. Muchos ya se habían adelantado y el proceso de adaptación ha sido más rápido, pero ahora, a las puertas de un incierto comienzo de curso escolar, nos preguntamos cómo va a afrontarse este año académico.

Parece que el blended learning se establecerá como la modalidad de enseñanza y, con total seguridad, se invertirán las aulas y cobrará importancia el flipeed classroom. ¿Cuáles son sus beneficios? ¡Veamos!

Proceso de enseñanza-aprendizaje centrado en el alumno

El aula invertida es un modelo centrado en el alumno. Este adquiere un papel protagonista, participa activamente en su formación y decide el ritmo al que aprende.

Mayor aprovechamiento del tiempo en clase

La liberación del tiempo de explicaciones teóricas en clase provoca que el profesorado invierta ese tiempo en solventar dudas, puedan plantear y evaluar actividades colaborativas y resuelvan los problemas del alumnado en tiempo real.

De esta forma, el estudiantado, que previamente ha trabajado los contenidos en casa, consolida los conocimientos en clase.

Ritmo de aprendizaje personalizado

Si un alumno tiene que trabajar en su casa un contenido cuyas explicaciones están en formato vídeo, puede volver a verlo todo el tiempo que quiera, avanzar y retroceder en él tantas veces como desee o lo necesite. En el tiempo presencial o síncrono con el profesor, este puede tomar buena nota del ritmo al que aprende y facilitarle todos los recursos necesarios para completar su aprendizaje. ¡Aprendizaje personalizado al poder!

Mayor motivación en el alumno

Las tecnologías forman parte del día a día de todos. Aprender gracias a ellas, ser las personas que toman el mando en el aprendizaje, utilizar herramientas diferentes y trabajar de forma colaborativa es mucho más motivante que sentarse durante horas escuchando las explicaciones de una persona. Con el aula invertida el alumno no solo pasa a desempeñar un rol activo dentro del proceso, sino que deja de querer únicamente superar la asignatura a aprender por sí mismo conocimientos, lo cual influye de forma positiva en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Útil para cualquier nivel educativo

El modelo pegagógico de flipped classroom es aplicable a cualquier etapa educativa (infantil, primaria, secundaria, bachillerato) y tipo de formación. No hay límites ni fronteras. En ciertos niveles, la aplicación del aula invertida puede entrañar más dificultad, pero no es imposible.

flipped learning
Invertir el aula es una de las soluciones educativas adoptadas en tiempos de coronavirus

Formación en tecnologías aplicadas en el aula

Si tienes un centro de formación y quieres contenidos relacionados con tecnologías aplicadas a la educación, en Ideaspropias Editorial tenemos un amplio catálogo de cursos e-learning y manuales de formación continuamente actualizado. Ponte en contacto con nosotros para ampliar información sobre estos productos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.