La formación online es una herramienta cada vez más utilizada por empresas y particulares para adquirir nuevos conocimientos, mejorar las habilidades profesionales y adquirir nuevas competencias. Por ello, la figura del autor de contenidos formativos es cada vez más importante.

Si te interesa esta profesión o si ya estás trabajando como autor de contenidos formativos, pero quieres mejorar tus habilidades, te damos 3 consejos que te ayudarán a crear contenidos didácticos de calidad.

1. Conoce a tu público objetivo

Lo primero que debes hacer es conocer a tu público objetivo y plantearte varias preguntas como, por ejemplo, “¿Quiénes son?”, “¿Qué necesidades tienen?”, “¿Qué nivel de conocimientos tienen?”. Una vez que conozcas a tu buyer persona, podrás adaptar los contenidos a sus necesidades, intereses y niveles de conocimiento de tu audiencia y, así, conseguirás crear contenido relevante y atractivo.

¿Quieres agendar una cita con Ideaspropias Editorial en EXPOELEARNING?

Además, si conoces a tu público te ayudará a establecer objetivos de aprendizaje específicos para tus contenidos. Si, además, puedes medir el resultado, te ayudará a mejorar tus textos continuamente y asegurarte, de este modo, que consigues tu propósito.

autor de contenidos formativos
Al dedicar tiempo a investigar y comprender a tu público objetivo, podrás crear contenido que sea relevante, atractivo y útil.

2. Sé original

Uno de los principios fundamentales al convertirse en autor de contenidos formativos es la originalidad. Esta es crucial presentar materiales únicos y auténticos que reflejen tu perspectiva y conocimientos. Presentar contenidos originales significa que no deben estar plagiados, es decir, no han de ser una copia de otros contenidos ya publicados. Los autores de contenidos formativos tienen la obligación de crear contenidos nuevos que aporten valor a los destinatarios.

El plagio, además de un acto inmoral, puede tener consecuencias legales, como multas o incluso penas de prisión.

Para evitar el plagio, es importante investigar adecuadamente y citar siempre las fuentes de la información utilizadas. Se debe indicar claramente el autor, el título de la obra y la página o URL de la fuente. También es importante utilizar comillas para indicar que se está citando una frase o un pasaje de otro autor.

Reconocer y respetar el trabajo de otros autores y expertos en tu campo no solo es una práctica ética, sino que también enriquece tu propio trabajo al contextualizarlo dentro del panorama más amplio de la investigación y la formación.

Recuerda que la originalidad no solo se trata de evitar el plagio, sino también de encontrar nuevas formas de presentar ideas y conceptos. Sé una persona creativa en tu enfoque, experimenta con diferentes formatos y perspectivas, y no temas expresar tu voz única como autor. La autenticidad y la originalidad son cualidades que resuenan con los lectores y estudiantes, y te ayudarán a destacar como autor de contenidos editorial de formación.

3. Investiga y actualízate

La formación está en constante evolución, por lo que es importante mantenerse al día con las tendencias, los avances y las mejores prácticas en tu área de especialización. Si quieres destacar como autor tendrás que dedicar tiempo a investigar y actualizar tus conocimientos para garantizar que tu contenido sea preciso, relevante y útil para tus lectores o estudiantes.

Consulta fuentes de referencia, actuales y verídicas. ¡Y lo que es más importante! Cita correctamente todo lo que consultes. Saber cómo citar correctamente a través de las normas APA, por ejemplo, es un aspecto relevante para que tus contenidos sean de calidad y no vulneren los derechos de propiedad intelectual.