A estas alturas, seguro que ya tienes claro que el e-learning o electronic learning, en su significado más amplio, hace referencia a la formación que se realiza a través de un medio telemático, generalmente mediante Internet.

Además de este tipo de aprendizaje, existe una modalidad que combina la tradicional formación presencial con la virtual: el blended learning o b-learning. ¿Quieres saber cuáles son sus principales características y ventajas? Échale un vistazo al siguiente post 👇

Definición del blended learning o b-learning

El blended learning o b-learning es un modelo educativo mixto que combina la formación presencial con la virtual. Este aprendizaje semipresencial se puede llevar a cabo en todas las modalidades educativas, incluida la formación para el empleo.

Está claro que el motivo por el que el b-learning es el sistema preferido por centros educativos y formativos, docentes y alumnado es que puede ser fácilmente adaptable a todos los contextos y preferencias de los agentes implicados en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Asimismo, los docentes y el alumnado deben estar preparados para aprender en este nuevo entorno de aprendizaje híbrido. La concepción de «dar clases» ha cambiado y el diseño de los planes de estudio, la metodología y todos los procesos de enseñanza han de adaptarse a este entorno mixto que nos acompaña desde hace tiempo y que, debido a la pandemia, es el que prevalecerá en el futuro.

blended learning
El blended learning es la modalidad idónea por muchos centros educativos y formativos en esta época pandémica.

Metodología de aprendizaje blended learning

Estas son las principales características del blended learning.

Uso de métodos tradicionales de enseñanza-aprendizaje en el aula en combinación con las herramientas de enseñanza online

Combinar los beneficios del aula presencial (cercanía social, el cara a cara, compartir el mismo espacio físico sincrónicamente, aprendizaje informal, etc.) con las ventajas de la utilización de recursos digitales (sistemas de videoconferencia, foros, chats, gamificación, etc.) hacen que el b-learning sea una modalidad perfecta para brindar al alumnado verdaderas experiencias de aprendizaje.

Los medios y recursos se multiplican y enriquecen los procesos formativos. Pero, ¡ojo! Siempre debes adecuarlos e integrarlos a tu propuesta educativa con un fin y una instrucción clara y precisa.

Una herramienta importante para llevar a cabo la modalidad mixta es la plataforma de teleformación. Este será el entorno virtual de aprendizaje (EVA) compartido por el alumnado y el profesorado.

¿Necesitas una plataforma de teleformación para impartir cursos e-learning o b-learning? ¡Contacta con Ideaspropias Editorial!

Adaptación a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje

La modalidad b-learning ofrece flexibilidad y diversidad de entornos de aprendizaje. Los límites ya no están en las cuatro paredes de un aula física, sino que se expanden hacia nuevos espacios virtuales.

Un ejemplo de combinación perfecta entre formación presencial y virtual es el modelo pedagógico del aula invertida o flipped classroom, ¿te suena?

En el aula invertida ciertas actividades o procesos de aprendizaje que de forma tradicional sucedían en un aula presencial, ahora ocurren en casa a través de medios telemáticos; el aula o el tiempo con el profesorado se reserva para que el alumnado resuelva sus dudas y se consolide el aprendizaje. Si quieres aprender más sobre este modelo, no dejes de ver este vídeo sobre la clase inversa de Raúl Santiago, doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Navarra y una de las personas que más ha investigado y escrito sobre flipped classroom.

El sistema blended learning es perfecto para que el alumno, sea cual sea su ritmo y nivel, asimile los conocimientos y se entusiasme por el aprendizaje. En este aprendizaje híbrido, las clases presenciales deben tener un objetivo claro y se han de aprovechar para abordar aquellas cuestiones en las que sea imprescindible compartir espacio físico y tiempo.

Nuevos roles de los agentes del aprendizaje

Tanto en el sistema e-learning como en el b-learning, el profesorado pasa de su rol de «maestro en el estrado» a facilitador del aprendizaje. El docente guía al alumnado en el proceso educativo, lo motiva y lo instruye de forma constructiva. Se convierte en un auténtico mediador.

Se da un salto del modelo focalizado en el profesor (educación tradicional) a un modelo en el que el protagonista y centro del aprendizaje es ahora el alumno.

aprendizaje mixto
¿Y los estudiantes? Tanto en la modalidad 100 % e-learning como en otras híbridas o mixtas es importante que los alumnos posean capacidad de organización, responsabilidad y cuenten con ciertas competencias tecnológicas. Solo así lograrán su objetivo.

Ventajas del blended learning

Son muchos los beneficios de la formación online, pero innumerables si los combinamos con la educación presencial. Estas son algunas de las ventajas más destacadas de esta modalidad de aprendizaje mixto.

Mayor autonomía por parte del alumnado

Ahora el estudiante es el centro del aprendizaje y su protagonista principal.

Nuevo rol del profesorado

Esto implica la obligatoriedad de la formación tecnológica de los docentes y la puesta al día en cuanto a innovación educativa y aplicación de las TIC a la docencia.

Modalidad completa

Engloba lo mejor de la presencialidad y del mundo online.

Mayor interacción y participación entre los participantes de las acciones formativas

El blended learning permite a los participantes comunicarse de una forma más cómoda y fácil. También es una modalidad apropiada para el trabajo colaborativo debido, en gran parte, a la integración de herramientas como sistemas de videoconferencia, aula virtual y actividades de gamificación.

blended learning
Pese a que el b-learning es un sistema en auge y tiene numerosas ventajas, la brecha digital sigue siendo la mayor barrera al e-learning y a modalidades de aprendizaje mixto.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.